domingo, 7 de septiembre de 2008

Alfonso


Aquellas tardes de sábado y primavera, Alfonso, eran impagables. Quedábamos siempre en tu casa alrededor de las seis; aquel piso castizo y lírico de Francisco de Ricci. Sonaba, de Leonard Cohen, Suzanne al final del pasillo eterno donde Lourdes cortaba el pelo a tu padre; ilustre teólogo, ex dominico apóstata y filósofo. De formali constitutivo personarum in divinis. Cuidarán de ti, Alfonso, las caracolas de Punta Umbría y tu querida Matuka bajo las olas de Isla Cristina. Se acabó el miedo y la sospecha, el daño y la irreparable herida porque vuelves al mar y a la sal que te dio la vida. Quosque tandem Catilina abutere patientia nostra. Gloria a ti, Alfonso amigo, Ildefonso hermano.

13 comentarios:

Sara dijo...

No hay muchas cosas que se puedan decir...
Pero creo que el mar, es buen lugar para comenzar una nueva vida, para soñar de nuevo.

Un fuerte abrazo como siempre desde Zaragoza,

Sara

Andina dijo...

El mar es buen compañero de comienzos y finales. Un buen lugar para descansar. Gloria a Alfonso, por tus recuerdos y tus sentimientos.
Un cariño enorme a ti, Javier. Te espero en esta primaveral patagonia argentina. No dejes de cmunicarte conmigo. Andina

lunazul dijo...

Coincido en que el mar, el océano es buen lugar para descansar...

Siento lo de tu amigo, Javier. Un abrazo muy fuerte.

Samuel Villena dijo...

Javier, no sé por qué, esto me ha recordado a una novela de zafón: El príncipe de la niebla. Seguro que Alfonso te leerá desde donde esté. Un abrazo.

CARMEN dijo...

Coincido plenamente, el mar es el mejor de los sitios para descamsar, comenzar o terminar una vida.
Un abrazo fuerte.

Regina dijo...

"Se acabó el miedo y la sospecha, el daño y la irreparable herida porque vuelves al mar y a la sal que te dio la vida"


Un beso, Javier.
Cuidate mucho.


PD: Quisiera pedir 5 minutos de silencio, hoy 11 de septiembre, por todas las víctimas de todas las zona cero de este planeta.

¿hasta cuando seguiremos permitiendo tanta sangre derramada?

Sigrid dijo...

Hola Javier:

Qué sorpresa que vuelvo de vacaciones y me encuentro que has actualizado tu blog. Siempre es un placer leer tus entradas tan didácticas y tan llenas de nostalgia a la vez.

El otro día me acordé de tí ya que por mi tabajo visité un hotel nuevo en la calle Cedaceros 4... Tan distinto a tus historias...

Y dirás... ¿Y ésta quién es? Soy una vecina tuya que te saluda en tus conciertos y te compra cd's. Y que además se ha quedado con las ganas de verte tocar en Valdemorillo.

Y no me enrollo más. Te mando un beso enorme y te doy las gracias por compartir tus historias tan bonitas y llenas de ternura.

el rayo verde dijo...

Sr. Bergia: He llegado hasta aquí por esas circularidades que nos llevan lejos. Le conocí en el programa de radio LNMP, que ya pertenece al pasado, este verano. Poco pude oirle.
Entiendo cabalmente estas sensaciones, estos desbordamientos melancólicos. Unos saben que son palabras y detrás están los rostros verdaderos. Seguir, contar, convertirnos en esos fragmentos de poema. Es curioso, una cosa tan sencilla. Nada, me alejo y le admiro en su arte y sentimiento.

olga 73 dijo...

Una triste noticia perder a un amigo. Lo siento Javier. Un abrazo. OLGA.

*GEORGINA* dijo...

Javier: jugas con mi alma en cada verso.

..."Se acabó el miedo y la sospecha, el daño y la irreparable herida"...

_tus palabras son el viento que mecen el mar de los sin cuerpo_
"omnis mundi creatura quasi liber et pictura nobis est in speculum"

tus palabras mi "gaudium et spes"...

saludos cordiales y un gran abrazo (en tiempos dificiles).
www.georgi-farosolidario.blogspot.com

Sole dijo...

Cuando un amigo se va, queda un espacio vacio...dice por ahi la letra de una cancion..

Pero vivimos para morir..y a los que aun seguimos vivos nos quedan gratos recuerdos, como los que seguro te ha dejado Alfonso a vos...

"...para los que podemos leer sus azules ondas la mar, es tambien una fuente de felicidad. De ella salimos, y a ella volveremos, todo es cuestión de tiempo..."

besos

Sara dijo...

Que buena noticia la que encontrado hoy navegando por estos mares...

Ya llevaba yo unos días preguntando a Rodicio por su próximo visita a Los Pérdidos, y de repente... bueno, como no, allí estaremos, días guardados en la agenda, deseosa además de poder darle un par de besos enormes.

Para esos días pensaba yo huír de la ciudad, pero quien yo esperaba no se ha dejado convencer, a ver si para esos días, al menos, consigo llevarle a La Campana. Con eso sería la chica más féliz, sin duda de la ciudad. Eso sí, es tarea complicada.

Un fuerte abrazo,

Sara

Lisa dijo...

"los libros son consuelos secretos"

Cuídate... a veces vuelvo a la arena
lisa