domingo, 21 de noviembre de 2010

Acuarela

Dime si no es amor, lo que la luna nos deja, cuando la noche se aleja y amanece de rigor. El sol clarea de frente sobre la vasta espesura, de un mar de plata y bravura y un cielo azul transparente. Dime si no es vida mía, este sueño una quimera, una hermosa primavera de agua clara y fantasía. La nieve tapiza la cumbre de la imponente montaña y allá una breve cabaña, junto al prado y una lumbre. Dime si no es preciosa, la aurora por la mañana y si lluviosa y temprana, más gracia dará a la rosa. El bosque animado y frondoso, se nutre a la orilla del río, bañando un castaño al rocío que entre la niebla es hermoso. Que derroche de colores, que tratado de armonía, que infinita sinfonía de aromáticos olores. Dime mi alma por ventura, no sea en vano todo empeño, que la vida no es un sueño, ni el amor una locura.

21 comentarios:

Alicia dijo...

Si es, claro que es!
Imponente Bergia.
Un beso. Alicia

María Paula dijo...

"la vida no es un sueño y ni el amor una locura..." así es mi querido. Besos tamaño baño ;)

Teresa dijo...

Qué hermosura.....regresó la lírica a la reunión......

Sangre dijo...

Me encanta :D
El amor es como el mar, inmenso, pero igual de desconocido.
Gracias una vez más. Se nos ha hecho larga la espera...pero siempre merece la pena :)
Un abrazo compañero.

mori dijo...

Que hermoso esto que escriiste!! que lindo volver a verlo por aca!!
Genio!
Lo espero por mi blog!
http://eraseunave-z.blogspot.com/
Besos

Lourdes Natalia Zacarías dijo...

Cuantas imagenes en estas letras. Muy bueno. Saludos!

Eliana laura dijo...

Siempre tan hermoso Señor Bergia!

LoreVero dijo...

La vida no es un sueño...
Miles de Besos.

olmavis1 dijo...

qué bonito artista!! Besos valencianos a miles! OLGA.

jaime dijo...

Gracias, Javier.

marland dijo...

Busco en la derrota de las infinitas horas, un susurro tuyo que aclare mi alma. Parece mucho pedir tenerte a mi lado, besarte. La mañana se abre paso con el reflejo de la luna en el suelo de la habitación. Siento una soledad de paisaje de Moebius, ajena a la Tierra. Los rosas y anaranajados vendrán más tarde. Me levantaré y haré un café, hoy también sin ti. Pasaron las pesadillas. Esos días en que los sueños eran tan vívidos que casi podía tocarte, para luego, descubrir que lo más que hacía era tenderte un puente, deshaciéndome, como quien desenrolla una momia. -Je vous hésite d’etre follement aimé-. Haré un conjuro el próximo amanecer para vomitar hasta el último corpúsculo del amor que me deje la noche, para poder seguir respirando. La vida es un locura mientras el amor se resiste a ser un sueño.

Itxaso C.G. dijo...

http://nihilismoedulcorado.blogspot.com/

Ana Laura dijo...

Guau!!
es cierto que la espera fue larga, pero x mi madre que valió la pena!
Javier: sos un maestro!
Un abrazo por donde quiera que te encuentres.

Andina dijo...

De donde sacás tanta posia, Javi?

Jorge Castro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jorge Castro dijo...

Preciosos versos, ¡un abrazo!

Regina dijo...

Feliz 2011! Ahora no tenemos excusa: el año que empieza está completamente en blanco, oído cocina?

Regi

Duff Necita dijo...

Sos un hombre maravilloso

Duff Necita dijo...

Bellísimo! La respuesta solo se encuentra dentro de uno mísmo

Fernando dijo...

buenisiiiimooo!

John Vivas dijo...

Ejemplar, no hay comparación con la creación de la inmencidad del Mar.