domingo, 11 de octubre de 2009

Otoño

Frágil, templada y solemne amada, envuelta en una brisa perfumada, sobre una piedra dada. Caen las primeras hojas del otoño breve y conspicuo. La tarde que acaricia el árbol, te teme y nada.... me abandono un instante ¡ oh diosa ! y lo siento. Esquivo los ardores de la noche espesa, sumergido en la oscura incertidumbre de un abismo infinito, buscando tus caricias en la penumbra cada vez mas profunda de los días regalados que se fueron. Inexorable el tiempo como furiosas olas furtivas, borró en la arena de mis sueños, la palabra mas bella y deseada; amor, que muerte mas inútil.

15 comentarios:

Romano dijo...

Javi,,,
Un abrazo grande hasta donde estes !!!
Buenos Aires te espera con la Primavera a pleno,,

Abrazos

Teresa dijo...

Querido Javier,
como siempre un placer asistir a estas equinocciales invitaciones
un beso grande...

marland dijo...

La catalpa resiste otra tormenta.
Es final del verano en el jardín de mi padre.
Ando en la hierba para calcular daños.
Hay un cementerio dentro de mí: es mi vida cuando discutimos. Está inundada y desolada.
Ahora explotan alas mientras se ausenta la lluvia.
-hay mariposas tardías sobre las butleias blancas,
todo vuelo metálico. Su carrillón frenético con el incienso azul emerge de una hoguera temprana. La lluvia Sinto no la ha apagado. ¿Es creadora
o no, esta vida? Las flores avanzan apretadas
como tantos papeles doblados de azul oscuro.
Desde esta sombra doblada sé que te quiero.
Dos profundas clemátides, con manos ansiosas
suben por el cuerpo de un arrayán muerto.
La lluvia ha cortado en trozos el orégano de agosto.

María Paula dijo...

Que se te haga costumbre saltar la estación fría cruzando el charco! :)

Nacho dijo...

Querido Javier!
Saludos desde Argentina! Un placer tenerte cerca

marland dijo...

Quedo implorando mis canciones
A ti, a través de la noche;
Abajo, en la tranquila arboleda,
¡Amada, ven a mi lado!

Murmurantes esbeltas copas susurran
A la luz de la luna
El acecho hostil del traidor
No temas, tu, amada

Oyes gorjear a los ruiseñores?
¡Ay! Ellos te imploran,
Con el sonido de dulces quejas
Imploran por mi

Comprenden el anhelo del pecho,
Conocen el dolor del amor,
Conmueven con los argentinos sonidos
A todo tierno corazón

Deja también conmoverse tu pecho,
Amada, escúchame;
¡Trémulo aguardo el encuentro!
¡Ven, hazme feliz!

Serenata D.957 Schubert

ivan dijo...

Insisto en creer que siempre fue otoño en el patio de la vieja escuela .
y en creer que cuando mi amada sembró y se sentó a esperar las lluvias, supo de inmediato que yo entendería su plan en primavera.
...pero quizá ,aunque llore de alegría..
debería ir a llorar a otra parte.
salud.os para tí Javier y para Manolo h.h.

unaMayor dijo...

Hola Javier.Supongo que sigues "allá" y que sabrás la noticia de M.Sosa y de L.Aguilé.
un abrazo.

Mirando al Sur dijo...

Tus palabras parecen ralentizar la realidad, calmar la prisa y dejar el tiempo suspendido un instante.

Felicidades por las nuevas viejas historias que nos cuentas en tu último trabajo. Será un placer verte el próximo viernes.

Patxi Uribe dijo...

Los invito: launiversidaddesconocida.blogspot.com

pollablog dijo...

Javier, me alegra mucho que vuelvas a mi patagonia querida, no te vayas sin pasar por el ventisquero en Calafate!!

Aca en Madrid espero el recital del 9, saludos!!

Romano dijo...

Javi
Cuentate algo de tu Gira por Argentina y Chile,,,,

Abrazos

pollablog dijo...

ey! muy bueno ayer Javier!

Gracias por cantar "Gracias a la vida"

Lo tome como un homenaje a la negra y a violeta.

Saludos!

dyeve dijo...

I like your blog and interesting posts. made a beautiful job. Keep going, you doing great. Hugs from Romania

Leo Mercado dijo...

Abrazos amigo Javier!!!!