lunes, 6 de octubre de 2008

Quijótesis

Al cabo de los años que he vivido no tengo la certeza del erizo, que sabe que detrás de la corteza quizás reposa el grillo en el olivo. Me pesa la cadera y el olvido, la frágil sutileza del otoño, el pétalo, la rosa y el martillo, la duda de querer y no haber sido. Adoro el universo conocido, la luna en su geométrico esplendor, el sol que nos dispensa su latido, allá donde haga frío o hace calor. Que hipótesis la suerte y el destino de un mundo tan injusto y tan atroz. Que necio es entregarse a la rutina sabiendo que hay que hacer oposición. Amargo es el sabor de la derrota y dulce del triunfo es el licor; el resto como el agua no se nota, no esta en ninguna escala de valor. Vivimos condenados por la historia, de espaldas a la luz y a la razón, girando día y noche en esta noria, sin una convincente explicación. Hermosos son los días de la vida, aquellos que vivimos con pasión, que importa si es utópico o en vano; los sueños son también una ilusión. Que hipótesis la suerte y el destino de un mundo tan injusto y tan atroz. Que necio es entregarse a la rutina sabiendo que hay que hacer oposición.

19 comentarios:

Norma dijo...

Vivimos condenados por la historia, de espaldas a la luz y a la razón, girando día y noche en esta noria, sin una convincente explicación.
Excelentes sus palabras!!! Gracias por este espacio. Saludos!

Sara dijo...

Sí, el mundo es injustro y atroz, los días van pesando demasiado y las estaciones se amontonan en el alma. Son injustas muchas cosas en la vida, pero justo es también encontrarse con usted en medio de lunes voraz...

Abrazos

Jok€r dijo...

vivimos con un pasado presente, pareciera que todo lo anterior siempre es mejor, lindas palabras de verdad, a veces creo que el tiempo es lo peor de todo pero la verdad es que hacems con el salutes

lunazul dijo...

Somos afortunados de poder vivir nuestros días y, aunque a veces nos quejemos -la mayoría por tonterías- en realidad no tenemos derecho a ello. Porque estamos aquí, para sentirlo todo, para apreciar y disfrutar las pequeñas maravillas que la vida nos regala.

¿Tienes conciertos planeados para estos meses? Me encantaría ir a verte :)

Un abrazo, javier.

*GEORGINA* dijo...

Tremendo como siempre...
Justo y directo como bolas de aire aconglomerandose en los albeolos del pecho. UN DISPARO DE NIEVE sus escritos!!!
_:D_
no tengo la certeza del erizo...si adentro es grillo...ni yo, pero sospecho que si duerme dentro el grillo, y cuando todo calla, arde el canto, y luz de velas...

Saludos cordiales.
www.georgi-farosolidario.blogspot.com

Regina dijo...

Vivimos de espaldas a la luz, a la razón y a nosotros mismos.

Hermosas palabras Sr Bergia. He sentido la imperiosa necesidad de leerlo varias veces para no perder detalles.

Habrá que pensar en algún poemario, no?
Si avisas con tiempo podré hacer hucha para volver a recorrer 600 km en coche. Hay cosas que merecen ciertas locuras, como la poesía o la música.

Saludos

Emilia dijo...

(aplausos)

Me gustaron mucho esas palabras...

Habrá que rogar por más Quijotes en este mundo.


Dejo mis saludos!

Lucia_del_Mar dijo...

Hola Javier, hace mucho tiempo q no me pasaba por aqui...creo q antes de irme a Buenos Aires...fue lindo encontrarte allá, y pasar un buen rato contigo...siempre llenandome de sonrisas, q aun iluminan mi alma....mmmm es q Buenos Aires es hermoso, "yo siempre quiero volver a los lugares donde he sido feliz"...

A ver si se nos hace realidad de q muy pronto vengas a Santiago de Chile...ya sabes q aca tienes una casa y una amiga q te recibe feliz!

Un abrazo querido Javier...

olga 73 dijo...

Siempre me gusta lo que escribes y lo que cantas. Me encanta que hayas retomado el blog.
Yo me apunto a verte en Madrid. Víctor anda cojo y tiene tiempo libre para largo.
Besos. OLGA.

el rayo verde dijo...

agridulces palabras asimetricas como los seres humanos. Siempre negociamos: desde la niñez hasta la noche final.
saludos.

Andina dijo...

Sin duda que necio es entregarse a la rutina sabiendo que hay q hacer oposición, y con lo linda que es la vida, y las sorpresas que nos brinda en el dia a dia. Yo creo q el secreto es rescatar esos milagros que se funden con la rutina. Un abrazo gigante, Javier. Y nos veos pronto.

la isla dijo...

Me ha encantado la fotografia. Apesar de tanta lucidez con los malos tiempos tengo la impresion que tienes un pasado familiar precioso. Un beso

Dawidh dijo...

Señor Bergia, tiene usted un gusto increible para las fotografías que acompañan sus textos.

Gema dijo...

Pues parece que lo del cambio climatico va a ser verdad... Sr Bergia... ;-)
Saludos cordiales

roou dijo...

Muy lindo todo lo que escribis, al igual que ese tema que cantas junto a Ismael Serrano, un beso y suerte en lo tuyo Javier.

jaral dijo...

Hola Javier

Soy un oyente de la noche menos pensada. Sólo quería saludarte y esperar a que la noche menos pensada se reponga cuanto antes, pero con este, todos los demás programas que han cambiado el horario. ! mira que poner Iberfolk a las 9 de la mañana !, jo. Y Sateli 3 y Atmosfera en las tinieblas de la noche.

Se han vuelto locos queriendo innovar.

Seguro que somos muchos los que nos sentimos así.

Suerte

Pilar dijo...

Hola, Javier ;
Qué bonito , qué bien expresado y qué suerte poderlo leer.
A mi, " me pesa la duda de querer y no haber sido"....
A ver si algún día te pasas por Barcelona, y que yo me entere, claro... que será un placer escuchar tu música.
Un abrazo
Pilar

GIULIANA dijo...

JAVIER, ME GUSTÓ MUCHO VERTE EN ARGENTINA

San dijo...

Hola Javier.
"Adoro el universo conocido, la luna en su geométrico esplendor, el sol que nos dispensa su latido, allá donde haga frío o hace calor"
Me sumo a lo decis, uno ama lo conocido y le teme a lo que no conoce. Yo soy de esas personas que mira permanentemente lo vivido porque a pesar de las pérdidas que he sufrido creo que me han dejado algo y ese algo me ha enseñado a continuar.
La verdad me he puesto a pensar en la rutina, y aunque la mayoria de las veces es agotadora... hay cosas lindas. En mi caso el despertar de mi hijo antes de llevarlo a la escuela y el almuerzo familiar que gracias a Dios es igual todos lo días.
Soy una persona optimista, y trato de ver la parte linda de todo, aveces es dificil porque suceden muchas cosas feas que nos nublan la mirada, pero aveces ayuda... a mi me ayuda.
gracias Javier por las palabras que siempre son tan descriptivas.
Un beso
desde Neuquén, Sandra