jueves, 30 de agosto de 2012

Santa Cruz

Y por vez primera viajamos a Bolivia, mas concretamente y para empezar; concierto extraordinario en Santa Cruz de la Sierra, ciudad que fuera fundada allá por el año de 1561 por el malogrado capitán extremeño Ñuflo de Chaves, quien no dudo en bautizar esta ciudad con el mismo nombre que el de su aldea natal, allá en la vieja extremadura. Me sorprende apenas llegamos, que a pesar de que Julio se anuncia como el mes mas frío por estos lares, luce un sol esplendido y la temperatura no podría ser mas agradable. Con calma, pero sin pausa, apenas unas horas antes del concierto, caminando por el centro de Santa Cruz, es de nota, observar con deleite, el estilo colonial que embellece por momentos esta alegre ciudad y curioso es también a la sazón comprobar, que entre sus habitantes; se funden implacables a un tiempo, de lo bueno, lo mejor de cada casa;  las texturas, Guaraní, Andina y española. Doy buena fe de ello y así es, porque así  lo dicta la historia de esta noble patria que en gloria este. 

lunes, 27 de agosto de 2012

Mar del Plata


Y de nuevo Mar del Plata. Me recibe esta villa, después de un largo viaje, con una fina lluvia pulverizada al atardecer. Siempre que regreso a esta ciudad costera de veraneo, es invierno, y el frío le da otro encanto. Vetusto pero elegantehotel Hermitage. Mardel....me recuerda al Brighton de los 70, a los Who, a las vespas y a los mods.... a ti para siempre, cuando decías "basta" o "que asco". Un paseo tonificante por la playa, y siento como me golpea el rostro la brisa oceánica, al tiempo que baten sobre la arena, las olas furiosas que llegan exaustas a este otro lado del mundo. Un placer.

Mendóza















De Córdoba nos despedimos muy de madrugada camino de Mendoza en un vuelo de Austral con sus correspondientes demoras y turbulencias a la carta. La imponente cordillera, sorprende por el oeste al nómada viajero y visitante al llegar de nuevo a
este próspero valle tupido de ricos viñedos. Mendoza es una ciudad alegre, así me lo parece. Sus calles anchas y enormes plazas, generosamente engalanadas de árboles, le otorgan un aspecto muy agradable, como de ciudad abierta que invita a pasear y apacigua el espiritu. Nos vamos con todos los trastos, después de brindar con un buen Malbec, dejamos atrás, sonrisas y tiernos abrazos furtivos, pequeños besos robados y una fina lluvia que ameniza este tiempo.

Córdoba

                                                                                                                                                                 
Breve parada, visita y estancia en la ciudad serrana de Córdoba, y si; con el tradicional y anual asadito familiar en el patio del Orfeo. Delicioso por cierto. Tres horas después, la enorme cancha de este megalítico estadio, tupida estaba de buena gente. Concierto con pequeñas y puntuales incidencias y buenas noticias para Beto, que no dejaron de ser divertidas. Disposición no falta. Apenas unos minutos para saludar furtivamente a los buenos amigos que uno va cosechando en esta ciudad querida y aún por conocer en profundidad. Partiremos muy de madrugada hacia Mendoza, bonita ciudad para pasear y tierra de excelentes vinos frente a la cordillera imponente de los Andes. Esta tarde, concierto en el Auditorio Ángel Bustelo.......veremos si nos luce el pelo.

Tres días en el Rex

Han sido tres conciertos intensos en el Rex, nos vamos de Buenos Aires, con un sol esplendido; en un par de semanas regresamos a esta enorme ciudad en la que siempre es tanto lo que hay que ver y pasear. Viajamos hacia el interior, Córdoba y viejos amigos nos esperan; allá que vamos con nuestro Café itinerante de los Recuerdos, gracias una vez mas, Buenos Aires querido, por tanto cariño. Besos y abrazos para todos.

viernes, 10 de agosto de 2012

Montevideo

Montevideo. Paseando por la costanera de esta ciudad fronteriza, hacia la Playa de los Pocitos, frente al imponente Mar del Plata; no puedo por menos que recordar al bueno de Quintin Cabrera, Uruguayo de pro y exiliado trovador en una España de rancio tránsito, cuando cantaba aquéllo de "las ciudades son libros que se leen con los piés"; afortunadamente no son pocas aquéllas ciudades que sobreviven al expolio meditado de la razón, la cultura, la buena educación, el arte y el buen gusto. Es cuando menos preocupante, salir al encuentro de la vida, de los días y las cosas, con la conciencia de sentir y padecer que lo que a uno ya no le emociona, ya no le interesa. Afortunadamente la memoria esboza recuerdos vividos o imaginados sobre el lienzo imperturbable que nos deja el tiempo. Mario Benedetti, Juan Carlos Onetti, Antonio Larreta, Eduardo Galeano, Cristina Peri Rossi.... sus entrañables relatos, sabias palabras, poemas y pausadas reflexiones, salen al encuentro del viajante, por las esquinas de esta Atenas del Plata; a este otro lado del mundo, donde las estrellas, alumbran como candilejas de otro tiempo, entre medio y medio; noches de murga, candombe y tango.

Suipacha 309














De nuevo en Buenos Aires, solo por unas horas de paso a Montevideo, a bordo de este Café de los recuerdos. Salgo a caminar, por la cintura cósmica del sur, piso en la región, mas vegetal del viento y de la luz; siento al caminar toda la piel de América en mi piel ... y un frío tenaz y un viento aprendiz de vendaval, me sacuden el rostro al pasear; la gente a cientos y a tropeles, camina veloz en todas las direcciones posibles, imprimiendo urgencia; un tráfico endiablado a la carga y el obelisco frente a mi ventana; algún café de tantos, impenitente al desaliento, donde parece que el tiempo se detiene por un instante, esos pequeños placeres que dejan las ciudades omnivoras y de nuevo en Buenos Aires como siempre, trepidante al desaliento.

Rosario II

Bueno..... una pena si, pero nos vamos de Rosario, felices y contentos. Después de ese viaje agotador desde el Madrid de los Austrias y a la sazón de algunos pequeños lógicos desajustes técnicos y humanos en el estreno del sábado; aunque por encima de todo, fueron cuando menos, tres horas muy divertidas; a la postre nos reímos mucho; el concierto del domingo honestamente creo que estuvo impecable, aún diría más; intenso. Volvemos a Buenos Aires para, ipso facto, viajar a Montevideo por las aguas caprichosas del Plata. Adiós Rosario querida, otra vez será, fue como un suspiro, pero como siempre un agradable reencuentro. Quisiera volver, quien sabe...quizás, ojalá, el año que viene con mi próximo disco. Como siempre, sería un placer; hasta entonces, en lo personal, me llevo el cariño de los buenos y queridos amigos y amigas Rosarinas. Cuanta cultura, actividad polifónica, multitimbrica y cosas que ver, hay siempre en esta ciudad. Con el debido y querido respeto, besos y abrazos de este viejo lobo para todos, menos uno; ( que no es de Rosario ) Desde este Café itinerante de los Recuerdos, familiares y amigos como diría el ínclito; ha sido un placer, cuidense y hasta pronto.

Rosario I














Ya estoy en Rosario!! por fin....veinticuatro horas de viaje vía París...Oh la, la. Ayer disfrutando de las noches azuladas y estrelladas del verano caluroso en Valdemorillo y hoy en Rosario, cuna de poetas visionarios. Lluvia tras los cristales de un onceavo piso; mañana empieza esta gira. Un placer volver de nuevo a esta patria que tanto cariño nos dispensa.