jueves, 12 de abril de 2007

Madrid

Madrid ya no es lo que era por suerte y por desgracia. Yo nací en esta ciudad que apenas rondaba los tres millones de habitantes un tres de Junio de 1958. Soy el sexto hijo de una familia numerosa de ocho hermanos, cinco chicos y tres chicas. Mis padres nacieron también en Madrid y también mi abuelo paterno, don Pablo de Bergia y Olmedo, que tuvo que se sepa diez hijos, fue marques, abogado de los panaderos, diputado de Madrid por la casa del pueblo, notario y reportero del diario liberal. Junto a Julian Besteiro descubrió el crimen del capitán Sanchez y le ganó tres pleitos al rey Alfonso XIII, el mismo que cuando mi abuela María Torres estando embarazada y a punto de traer al mundo a mi padre, fletó un tren desde Reinosa a Madrid para que pudiera dar a luz, en 1915 y en esta ciudad que le vio nacer.
Mi madre también nació en Madrid, era hija del tenor Don José García Romero, del que apenas recuerdo que me sacaba caramelos de las orejas y en algunas ocasiones salía a la calle disfrazado de mendigo para ilustrarse y conocer de primera mano el submundo de los pobres. Tenia mi abuelo una perrita fox terrier llamada Cora, en honor a la Mezzosoprano Cora Raga, que durante la guerra civil, cuando aquellos aviones, las terribles "pabas", apenas se presentían aproximándose hacia Madrid, se escondía debajo de un piano avisando así a la familia de un inminente bombardeo.


6 comentarios:

Romano dijo...

se pueden escribir comentarios o no ?? ya que luego veo que se borran,,,,

saludos desde Buenos Aires,,,,

Kilómetro Cero dijo...

Parece toda una novela. Un placer poder seguirte desde aquí.

Un saludo.

Paula dijo...

mis mensajes tb se borran..q onda??

un abrazo fraterno desde Chile...

Melania dijo...

Si se borran, si. O los borran :(
Habrá que leer mas que escribir entonces.
Un saludo.

Sergio dijo...

Hombre esto da para un cuento.

Saludos desde Aguacalientes Javier.

MrGrafos dijo...

Muy guapo el blog, estimado don Javier. Entrañable y melancólico.

Por cierto, yo también tuve una de esas pelotas que te daban con las botas Gorila JAJAJA. ¡Y lo había olvidado!... con lo que molaban.

Unos comentarios sobre el diseño:

Algunas de las fotos no se pueden ver ampliadas. Eso es porque usas un Mac y no tienen puesta la extensión. Es fácil de solucionar, únicamente poniendo la extensión correspondiente (.jpeg o .gif o la que corresponda).

A mi me encanta el negro, lo que pasa es que leer textos blancos sobre fondo negro marean. Es jodido, vamos. Al menos a mi me pasa. Desgraciadamente no es como una noche estrellada. Con aclarar un pelín el fondo puede ser suficiente y, creo yo, que quedaría bien igualmente.

Ah!. Espero que nos desveles el sentido de "rupairu", aunque sino lo cuentas, pues no pasa ná. Al fin y al cabo... ¡Suena fenómeno!. :-)


Saludos y enhorabuena.
Diego
Unoentremil.com